lunes, 22 de diciembre de 2008

Feliz Hanukkah

En hebreo Hanukka quiere decir "consagración", también llamada fiesta de la luminarias o fiesta de los macabeos, son ocho días para conmemorar el milagro de la purificación del Templo de Jerusalén. y algunos se preguntarán ¿que milagro?¿que templo?¿por qué sigue abusando del alcohol esta blogera? y lo mas importante ¿cuando sigue con la historia?Vayamos por partes...

Había una vez un tío llamado Antíoco IV Epífanes que allá por el 175 a, C decidió helenizar al pueblo de Israel. Helenizar no quiere decir pasar por detergente a los israelitas, sino educarlos en las buenas costumbres griegas de la época, para que tuviesen una mente inquieta y quizás un culo a juego (cada vez que veo los Caballeros de Zodiaco me convenzo más y más de el importante factor gay de la cultura japonesa-helénica). Pero los hebreos, que siempre han sido un pueblo poca dado a cambios y mucho menos a cambios para mejor, se negaban a realizar actos que fuesen contra su religión (siendo esta la religión judía seguro que la lista de actos irrealizables era larga y extensa). Así que se inició una larga y cruel guerra donde los judíos eran pocos y estaban cruelmente oprimidos por los griegos (la de vueltas que da la historia...), pero ellos lucharon y lucharon hasta que al final ganaron la guerra básicamente porque eran unos cansinos y regresaron a Jerusalen. Para encontrar que sus templos estaban destrozados y que no había manera de celebrar los cultos como dios manda (y Yavhe manda una barbaridad). Así que se pusieron manos a la obra reconstruyeron el Templo de Jerusalen y por supuesto quisieron encender la menorá, el famoso candelabro de siete brazos que todos habréis visto alguna vez. Pero mira por donde apenas quedaba aceite para encenderla un par de horas. Pese a todo decidieron celebrar la ceremonia y consagrar de nuevo el templo para festejar la victoria, y como sería de bueno el aceite que el candelabro ardió durante ocho días seguidos.

Desde entonces el 25 de Kislev (Diciembre en el calendario Gregoriano) los judíos celebran este ¿gran? milagro del Templo de Jerusalen durante los ocho días que se mantuvo encendido el candelabro (por eso el candelabro de Hanukkah tiene ocho brazos en lugar de siete). Cada día se enciende una vela, hay comidas especiales y regalos. Son fiestas para celebrar en familia y en fin...lo mismo de siempre.
Hoy empieza el Hanukkah. Os deseo felices fiestas a todos, que siempre encontréis una luz encendida para ayudaros en vuestro momentos oscuros. Vosotros habéis sido en muchos momentos mi mejor luz.

5 comentarios:

Lola dijo...

y lo del trompo???
Me lo explicas??? Me encanta cuando explicas cositas y más si consigues hacerme reir mientras las explicas.
A eso es a lo que se llama "el milagro de las luces" o es otra cosa?

Lilith dijo...

Si este es el milagro de las luces. La perinola (o trompo) es un juego tradicional judío de estas fiestas. Son cuatro caras, que corresponden a las cuatro letras de esta frase:
Nes gadol haia sham

"un gran milagro ocurrió aquí"

Duncan dijo...

Feliz Hannukah a ti también, aunque yo sea más dado a celebrar el Solsticio invernal (que para felicitarlo se me ha pasado ya el arroz)

Aun así, os deseo que el invierno sea frío pero provechoso, que siempre tengais una jarra de cerveza (llena) de la que beber y que nunca falte trigo en vuestros graneros (o en su defecto tortilla de patatas en la mesa)

Salud!

(aunque en el silencio te sigo)

Lilith dijo...

Duncaaaannnn yujuuuuuuu!!!!! cuando vuelva a Barna quiero tortillaaa (la cerveza se la deja a Hermonge). que paséis buen soliticio de ese vosotros

Sergio dijo...

Wenaaas joer, yo no sabia ni de la misa la mitad de la fiesta de hannukah O_o muy interesante! Y a ver si publicas ya de nuevo xDD