viernes, 5 de marzo de 2010

El tango de Dujal

Entre la mudanza, los biberones gatunos, el master (del universo) y todo lo demás estoy un poco liada. Prometo actualizar en breve.
Tengo esto metido en la cabeza, podría ser el tango de Dujal


Regálame tus besos
que queman, que queman.
Me enreda lo que falta
y lo que se aleja,
¿qué importa lo que hicimos?
si aunque me quieras,
te olvidaras de mi.
Y hoy brindo por ti
y brindo por mi.

¿Por qué se van los pequeños momentos?
los días sin tiempo, las noches sin sueno
los miedos ingenuos, que a veces pudieron
llegar a gustar
Por qué se van las mejores palabras de amor,
las mañanas, los dos en la cama
sin pensar en nada

5 comentarios:

Lyris dijo...

Tengo un problema con Dujal: a veces me parece un cacho de pan, pero la mayor parte de tiempo sólo desearía atizarle un buen puntapié en su gatuno culo. Soy una chica bastante simple XD

En cuanto al tango, le pega una barbaridad.

(¡Yay, actualización!)

Nicasia dijo...

ESe problema con Dujal lo tenemos todos, hasta yo...

Durmiente dijo...

A mi Dujal me tiene loquita xDD me encanta todo entero!!

(ya está, no podía mantenerlo en secreto por más tiempo XDD)

Nicasia dijo...

Me alegra que te guste!!!Bienvenida al blog!!!

Syney dijo...

Dujal es único en su especie XDD

Pero en el fondo es bueno,auqnue sea un poco (muy) petardo XDD