domingo, 30 de mayo de 2010

El arte o morirte de frio

Tengo un compañero de clase estupendo en el master, siempre con una sonrisa en la boca y una frase amable. A mi me recuerda a Oscar Wilde, elegante, divertido, escritor…ademas huele muy bien, viste mejor y suele tener una frase correcta para el momento preciso.
El viernes estábamos en una exposición, bueno lo era porque había marcos colgados en la pared. Las “obras” (por llamarlas de alguna manera) eran creación de mi director de master y de otro de los profesores, consistían en coger imágenes como publicidad, postales, antiguas, fotos...etc e insertar en ellos un texto. A ver, versos no eran, no había métrica, ni rima, ni nada de lo que convencionalmente se considera poesía. Eran más bien como esas frases chorras que garabateas en el margen de los apuntes cuando te aburres; al principio te parecen profundas y las guardas por si puedes sacarles algo mas adelante, pero acabas descartándolas en cuanto las vuelves a leer con más atención y te das cuentas de que son solo gilipolleces del tamaño de un castillo.
Llegué demasiado temprano a la exposición y tuve un momento de pánico, miraba las fotos, leía los textos y de reojo contemplaba a mi profesor que esperaba exultante una frase admirativa de sus alumnos. El caso es que cuanto mas miraba aquello, mas me parecía una tomadura de pelo de las gordas. Tal vez no entiendo de arte moderno, soy una chica anticuada pero por mas que esforzaba no lograba verle merito de ningún tipo a hacer photoshop con las pajas mentales que este señor se monta en el desayuno (mentales digo porque ya está muy mayor para dedicarse al noble arte de darle a la zambomba) Y allí estaba, preguntándome si aquello me la reflinflaba olímpicamente porque era una soberana chorrada o tal vez porque mi absoluta ignorancia me impedía captar alguna sutileza artístico filosófica de gran trascendencia. El caso es que tenía miedo de abrir la boca y confirmar lo que hasta ahora mis compañeros solo sospechan: que tengo la agudeza mental de una veta de piedra pómez. Entonces llegó mi salvador, Oscar Wilde, digoo mi amigo, oliendo maravillosamente y mirando los cuadros con un discreto deje burlón “Yo es que tengo una norma con el arte moderno” me susurró “si me deja frío no me interesa”. Creo que me lo hubiese comido a besos, me contuve porque dudo mucho que aprobase semejante arrebato de agradecimiento. Ahora sé a que atenerme cuando visite el Guggenheim: si veo una obra y noto como la indiferencia me hiela la espalda, pasaré a otra cosa.

Para completar el sainete mi profesor decía que había trabajado un año en aquellos “versos” y que “no se merecían acabar enterrados en un libro” Jamás había visto decir con tanto desparpajo “Esto es tan malo que si lo edito ni dios lo compra, así que como soy catedrático y me lo puedo permitir monto una exposición con mis chorradas”
Oye que no me parece mal, pero que yo tenga que perder una tarde en hacerle la pelota...no veo el valor docente de la actividad por ningún lado. Excepto quizás tomarme una naranjada con Oscar Wilde.

15 comentarios:

Lyris dijo...

Tengo una diarrea del copón, con un curioso tonillo verdoso-amarronado y un interesante tacto mucoso.

He pensado que no se merece acabar refregado en papel higiénico y acabaren las profundidades de una inmunda alcantarilla, así que voy a hacer una exposición enmarcando los papeles con el frenazo, debidamente decoradas con cuatro chuminancias que encuentre por casa y los expondré para que el mundo se maraville al igual qeu yo con mi genio.

Pues algo asó, oiga.

Nicasia dijo...

Gracias por revolverme las tripas...al menos ahora si echo la pota ya se que puedo hacer arte con ella

Lyris dijo...

¡Vas pillando el concepto, pequeño saltamontes!
XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Asuncion Macian Ruiz/Medusa dijo...

x_D Me meo.
Me voy a tomar esa máxima para mi misma, porque lo que hay que ver por ahí es tremendo de necesidad... y a veces roza la tomadura de pelo. No dudo que la gente del arte moderno se lo curre, pero a veces es tan desconcertante que da la impresión que en algún lugar el autor se está rilando que te cagas a tu costa.

Kurai dijo...

De verdad a veces yo tambien me indigno muchisimo cuando veo a supuestos "artistas" creando cosas que hasta mi prima pequeña podría hacerlo mejor.
Es algo superior a mi ,es una burla en todas reglas y lo peor de todo esq la gente se cree semejante chuminada. Vamos que derramas un poquito de pintura en un lienzo y la gente piensa :oh! q artista mas moderno!
Enfin...que hay arte moderno en condiciones pero hay otros q van de listillos y lo peor de todo esq algunos llegan hasta a triunfar y todo XD vamos, deprimente, sobre todo para aquellos que curran de verdad ,no pensais lo mismo? jajajjaja XD
un beso!

Nebel dijo...

Vaya tela...Yo tampoco sé si reír o llorar..Nena,el mundo del arte es así...claro que hay de todo como en todas partes...pero por regla general es así...por eso yo me quité.Yo de artista no tengo nada y menos si ser artista es eso, tomarle el pelo a la gente y tener un ego de aquí a sebastopol. Yo ya me junté con demasiados artistas en su momento y llegué a la misma conclusión que tu tito Oscar particular...por eso me pasé al lado lado oscuro. Esos a los que ellos llaman "mercenarios": ilustradores, dibujantes de comic, fotografos...En todo este tiempo he podido comprobar como muchos esos "mercenarios" se lo curran de verdad y como su trabajo sí aporta algo y no suele dejarme fria. ¿"El arte o morirte de frío"? quizás el que muera sea ese Arte con mayúsculas que nos venden en Arco, por fria indiferencia . Ojalá.

Nicasia dijo...

Ojalá Nebel, porque la linea que separa el arte de la tomadura de pelo es cada vez mas fina ( a ratos inexistente) y vienen unos señores que jamás han hecho nada a venderte humo y a dárselas de artistas y de intelectuales.
Vosotras, las que os lo curráis, la que sabéis lo que es ponerse delante de un folio en blanco lápiz en mano horas y horas. Sabéis perfectamente lo que indigna que venga un capullo con un scaner y dos frases cutres a dárselas de innovador.
¿Talento? Hombre si estar raspado de vergüenza es un talento, entonces si

Sonia dijo...

Yo es que creo que el verdadero Arte moderno no consiste en saber crear las obras, sino en saber venderlas. Si dices "Es una cagarruta en papel higiénico" no la venderás, si dices "Es una expresión divergente de la visión distorsionada de la realidad alternativa sobre la situación insurgente del proletariado medio", además de no entenderlo nadie, quedas como Díos. Ahí está el Arte, no os equivoqueis. Esa es la parte que se curra el artista, y así nos va a los pobres mortales que vamos a la exposición y nos hemos perdido el proceso dialéctico de convicción de que eso es una obra de arte y no un trozo de papel higiénico usado...

lolita dijo...

a mi me gustan las cosas bonicas...

Vamos que de arte lo justo para pasar... no, ni para pasar el día, vamos que NO ARTE.
Sin embargo si que hay algo que me toca mucho las narices que son las "frases topicazo mira qué profundo soy"dignas de adolescentes y eso es lo que imagino que has tenido que leer. Ese tipo de cosas me hacen pensar que cada vez los mediocres lo tenemos más fácil para destacar.
Porque yo, frases chorras y profundas cada minuto 5 oiga!

Nicasia dijo...

Lo que ya dijo Vimpela una vez. Yo no escribo fantasía, escribo porno fantásticular...no si ahora resulta que vamos a tener que estudiar dialéctica de mercadillo (que no marketing) para conseguir que nos consideren artistas.
En fin, mejor para los mediocres, nos lo ponen fácil.

Sir Eduard Goldwing dijo...

En definitiva..
Artista de arte moderno: Dícese de la persona que con cualquier cosa que tenga en sus manos,le da dos retoques, y con buena jerga te lo vende mucho mas caro de su precio real...
A parte de en galerías de arte también puede encontrarse en inmobiliarias vendiendo cuchitriles a precios desorbitados XDDDd.

Nicasia dijo...

Con esa definición la aldea del Rocío donde ejerces tu profesión, está plagada de artistas

Sir Eduard Goldwing dijo...

Aquí en El Rocío, como en las tres mil viviendas, hay mucho arte... mucho arte...

Augusto dijo...

Pues con la arquitectura pasa lo mismo. Sólo que lo que los arquitectos hacen aquí en Francia son para autoalimentar su propio ego.

Y luego hay gente como yo que intenta que su arquitectura pueda construirse. Te lo juro que voy a darme a la bebida.

Besos, besos!!

Syney dijo...

Muy buen consejo ese, sí señor.
Yo también llegué a esa conclusión con el arte contemporáneo, si me dice algo pos mira, pero si no....
Y esque si el arte comtemporáneo me planteaba dudas y al principio y trataba de entenderlo y respetarlo,desde que lo estudie en historia del arte me di cuenta de que SI era una tomadura de pelo XD