sábado, 19 de julio de 2008

Maldita cinemática

Soy un desastre descubriendo escenas de combate, esas y las de sexo se me atascas siempre (freud se pondría las botas, estoy segura). Esta entrada en especial me ha costado tres largas noches de hacer y deshacer, así que me interesa saber si se entiende bien, apreciaría mucho vuestra opinión. De hecho la critica constructiva es siempre bienvenida, los consejillos que Sonia, Isa, Ismael y Musa me dejan caer de cuando en cuando me suelen venir de perlas y no sabéis como os lo agradezco. Asi que no os corteís que los comentarios están para algo.
Por cierto, para los que habéis preguntado. Dujal no me da ninguna pena...

3 comentarios:

Keiji dijo...

No puedes matar a Dujal, lo sé, simplemente, y a Marsias tampoco, por una sencilla razón, si lo hicieras...¿quien le daría Nicasia lo suyo? ¡¡¡SERÍA EL FIN DEL MUNDO!!!

Lilith dijo...

De tu comentario voy deducir que lo has entendido bien y que no he cometido ningún error garrafal en la narración...Soy sobornable, eso ya lo sabeís

Isa dijo...

Yo la narración la he entendido perfectamente... vamos, me he enterado por completo de la pelea, y sólo resta saber quién ha aparecido a salvar la tarde. Si te digo la verdad, sería un poco "Deus ex machina" eso de que vengan a salvarles el culo a última hora... a no ser que se trate de la misma persona de quien nos has avisado que ya estaba allí... en cuyo caso, ya no hay deus ex machina ninguno, y la cosa molaría mogollón.

Me ha gustado mucho la escena de la pelea, sobre todo el asunto de la sluagh librándose de la amenaza a lo bestia... ha quedado muy... épico-callejero, si es que algo así existe. No sé, es una pelea con ciertos componentes épicos, pero que no llega a épica por falta de escala y tronío... yo me entiendo, no sé si me habré explicado.

Y, perdona por tardar tanto en contestar... Quería contestar hace tiempo, pero nunca sacaba los minutos necesarios.