sábado, 28 de agosto de 2010

Diez años no son nada



Conozco a mucha gente que piensa que el amor es una farsa, que no dura y que eso de las relaciones monogamas de larga duración son solo una convención social desfasada e hipócrita. Esta gente me puede besar el culo. A ver, respeto todas las formas de relaciones personales o sexuales siempre que sean mutuamente consentidas, pero tampoco voy a negar que me jode que alguien me mire por encima del hombro porque ella se considera moderna y liberada. No actuo por ningún motivo moral o religioso, quizás las cosas fuesen muy distintas de no haber dado con la persona correcta. Es fácil de entender: simplemente no necesito nada más, no me apetece experimentar. Cuando uno come bien en casa, no le hace falta visitar un Burger King, sobre todo cuando ya has probado las hamburguesas…

No hay modo fácil de resumir diez años de relación sin correr el riesgo de ponerme sentimental, o aun peor cursi, y la verdad es que no creo que os apetezca leer mis chorradas amorosas. Os libraré de eso. De todos modos no hay manera satisfactoria de resumir estos años, no puedo contaros las risas (es lo que mas me viene a la cabeza, lo mucho que nos reímos juntos), la complicidad, el cariño y ese necesidad de llegar a casa y preguntar “¿Qué tal el día?”.

No tengo el modo de contaros lo que han sido estos diez años con el friki que vive conmigo (más sorprendente aun, que pretende seguir viviendo conmigo) Solo puedo deciros que estoy sorprendida, que entiendo muy bien la canción de Paul McCartney, porque me siento así, sorprendida de necesitar a alguien de este modo, sorprendida de la capacidad que aun tiene un pequeño gesto suyo para subirme la moral, para alegrarme el día, sorprendida porque digan lo que digan el amor perdura si sabes cuidarlo.

Bueno tenéis que perdonarme, no me explico demasiado bien, aun me queda mucho por aprender, quizás pueda hacerlo algo mejor dentro de otros diez años.

3 comentarios:

Asuncion Macian Ruiz/Medusa dijo...

Amen. Voy por tu camino. Se hace cariño al andar nena, cada cual que tenga su opción, pero este tipo de relaciones estables son posibles. Si se renuncia al ego por parte de los dos de manera que se crea un nuevo orgullo individual en el que los dos están al mismo nivel, se colabora, la comunicación no muere, la confianza perdura, se cae lo justo en la rutina y se preserva la idependencia y la comprensión...
No es tan difícil. Lo difícil es encontrar la persona adecuada y renunciar a creer que somos el centro del universo, y que si me aburro es siempre "culpa del otro".

Kurai dijo...

yo tb pienso lo mismo...pero lo mas importante es dar con la persona adecuada que te haga feliz y con la q puedas vivir a gusto siempre a su lado y evidentemente que tu amor sea correspondido .
Un beso!

Nicasia dijo...

Si yo también creo que son posibles y al menos a mi me dan una estabilidad que, como estoy como una cabra, agradezco un montón.