miércoles, 20 de marzo de 2013

Desnudo


Desnudo, quédate desnudo. Simple y hermoso como eres, solo con tu piel y tu sonrisa. Y túmbate en la orilla de mi cama, con los ojos abiertos para que me desborde el cielo que guardas en la mirada. Déjame trepar con calma, escalarte a besos, recorrerte con los dedos, descubrir a ciegas que estás ardiendo. Deja que tu respiración estremecida me diga que ha florecido un almendro en el centro de tu cuerpo y yo regaré sus flores. Temblaremos, y arremeterás como la tempestad contra las rocas. Seremos una tormenta: tú serás el rayo y mi voz el trueno. Seremos un tambor de guerra, dos corazones combatiendo. Nos enroscaremos hasta que la espuma nos rebose y nos alcance el tiempo.

3 comentarios:

Numen dijo...

Venga, llamadme viciosa... ¡Pero quiero leer más! xD

Nicasia dijo...

Tus deseos son ordenes: viciosa

paseandoporlavida69 dijo...

En efecto..ganas dan de enroscarse. Fantástico texto